1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Saludo Navideño

PDF Imprimir E-mail

Written by Admin

Posted on 18 Diciembre 2017

A TODAS LAS COMUNIDADES EDUCATIVAS CATÓLICAS:

El próximo fin de semana comenzamos el tiempo de ADVIENTO. Es tiempo de “espera y esperanza”. Esperamos a Jesùs, el Dios hecho Hombre…, Dios con nosotros. Dios entre nosotros.

Es fin del año lectivo, fin de año, muchos de nosotros cansados, llenos de reuniones, actos escolares….y tiempo propicio para Evaluar el año y el camino recorrido. Quizàs sugiero podríamos hacerlo a la luz del pesebre.

Considero oportuno poder profundizar con todo el personal y con los alumnos esta reflexión que nos aporta el padre Walter Kuhry, y además proponer o generar algún gesto de Navidad en consonancia con la mirada del Evangelio.

De magias y misterio...

Somos propensos a la magia, nos fascina. Con el misterio la cosa es distinta. La diferencia está afuera y está adentro. Afuera porque la magia es una ficción, como solemos decir bien: un truco. En cambio el misterio es real, existe aunque yo no pueda comprenderlo. Pero también hay una diferencia adentro de cada uno de nosotros. La mentalidad mágica tiende a buscar soluciones dominando situaciones mediante conjuros. Quien se abre el misterio sabe que el misterio compromete.

Ahora bien, la Navidad: ¿es magia o misterio?. Y ahí tenemos a Papá Noel o al Niño.

Papá Noel es un anciano bueno que trae regalos a los chicos. El Niño es el Hombre nuevo, el que nos trae la vida nueva. Y si bien los que ya tenemos unos cuantos años aprendimos que Él nos traía los regalos, en realidad Él es el regalo que Dios nos hace.

Papá Noel vive en un lugar inexistente del Polo Norte (Hemisferio Norte, y no es casualidad...) El Niño vive en un lugar que sí existe, porque “el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Juan 1,14)

Papá Noel tiene una risa característica y estentórea. En Belén la alegría es más serena y más profunda. Es la alegría que va mezclada con el vagido de la vida frágil, pero recibida y festejada.

Papá Noel llega con sus renos y trineos (otra vez el hemisferio norte). El Niño tiene como señal la estrella, que por cierto encontramos hermosas en todos los cielos de  toda la tierra.

Papá Noel nos llega vestido con sus rojos y armiños. El Niño está envuelto en pañales. Y si nosotros nos vestimos de rojo y armiño, sencillamente nos disfrazamos, pero el Niño no se disfrazó con nuestros pañales porque es verdadero hombre, tanto como verdadero Dios.

Papá Noel es la magia, tal vez por eso lo encontramos en las vidrieras. El Niño es el misterio, tal vez por eso lo encontramos aún en las familias.

Queda por ver ¿cuál de los dos ocupará mi corazón?

Walter Kuhry

Desde ya agradecemos a todos por el tiempo, el esfuerzo, los trabajos, y todo lo compartido en el anuncio del Reino de Dios en nuestras escuelas, desde la Catequesis y todo lo referente a la Pastoral Educativa.

Nos reencontraremos en el curso J.A.E.C. en febrero 2018.

 

Muchas gracias

Área Pastoral Educativa J.A.E.C.