1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

ABORTO: 4º PLENARIO DE COMISIONES - 19 DE ABRIL - TURNO MAÑANA

PDF Imprimir E-mail

Written by Admin

Posted on 25 Septiembre 2018

En este plenario hablaron intercaladamente expositores a favor de la vida y del aborto.

Alejandro Videla (Neumonólogo, Htal. Austral): Criticó la metodología del Guttmacher Institute, utilizada en nuestro país para estimar el número de abortos anuales (500.000). Entre otras cosas, por la forma de seleccionar los 30 informantes clave que definen el multiplicador con el que se proyectan los egresos hospitalarios por complicaciones del aborto.

Alicia Stolkiner (Psicóloga): Fustigó a los que se vienen “oponiendo al avance de los derechos de las mujeres”. Habló del descenso de la natalidad en el país a causa del aborto, aún antes de los anticonceptivos. Remarcó que la muerte no es “cuantificable”.

Juan José Cuadro Moreno (Psiquiatra, Htal. Posadas): El miembro de la Red Sanar, habló de la mujer que sigue sufriendo física y psíquicamente tras el aborto. “El aborto es un acto violento que produce stress y trauma” Describió numerosas consecuencias físicas y psíquicas del aborto, entre ellas, pánico y ansiedad”. Narró que atiende a mujeres presionadas a abortar por la pareja o los empleadores.

Analía Mesina (Ginecóloga, Htal. Álvarez): dijo que “sólo la mujer puede tomar la mejor decisión para ella”. Contó que atienden a las mujeres con problemas de salud en sentido amplio: física, psíquica y social. Y que siempre hay que dar respuestas rápidas.

Luis Durand (Cirujano, Htal. de Clínicas): A la embarazada la suelen ayudar solidariamente otras mujeres, pero también están los que lucran con el aborto. Mencionó la suma de dinero que recibió en los últimos tres años la filial argentina de la IPPF y la tasa de suicidios vinculada al aborto.

Daniel Teppaz (Médico del Sistema Público de Salud de Rosario): “Fui católico y provida pero cambié por compasión”.  “Las mujeres son revictimizadas, hay una relación de poder entre la mujer y el profesional”. Apoyó el proyecto de la “Campaña por el derecho al aborto”.

Hugo Esteva (Cirujano toráxico, ANM): Describió el inicio de la vida, enfatizando el carácter único e irreemplazable que tiene cada ser humano. Aseguró que algunos argumentos de los que promueven el aborto servirían para legalizar el infanticidio.

Ma. Paula Botta (Médica de la “Red de profesionales por el derecho a decidir” de Rosario): La docente de la Cátedra de aborto de la UNR dijo que hace abortos con AMEU (aspiración manual endouterina) en el Hospital de Rosario, desde hace 6 años. Reclamó la aprobación del proyecto de la “Campaña por el derecho al aborto”.

Manuel Martí (ex presidente de la ANM): se refirió a la objeción de conciencia y al fundamento de la desobediencia a la ley. Destacó la subordinación de la ley positiva a la ley natural. “La objeción de conciencia es personal y surge de razones éticas, no de cuestiones científicas”. Recordó la expresión de Hipócrates: “primum non nocere” (lo primero es no dañar).

Mariana Mascardi (Médica de la “Red de profesionales por el derecho a decidir” de Rosario): Dijo que “logró deconstruir el saber hegemónico recibido en la Facultad”. Narró el caso de dos adolescentes a las que le hicieron el aborto cuando cursaban embarazos de 15 y 16 semanas.

Cecilia Goodall (Endocrinóloga): describió las características de la fertilidad en el hombre y en la mujer. “Sin ovulación no hay vida y sin un endometrio adecuado esa vida no puede prosperar”. “Toda mujer puede reconocer fácilmente, observando su cuerpo, si en ese momento es fértil. “El ser humano no responde automáticamente a sus instintos tiene capacidad para elegir”. “El embarazo no esperado y las enfermedades de transmisión sexual disminuyen al trabajar sobre las conductas de riesgo”.

Ma. Gabriela Pereira (Médica de la “Red de profesionales por el derecho a decidir” de Rosario): dijo que los trabajadores de la salud son “garantes de derechos” y que “los objetores de conciencia afectan los derechos de terceros”. “La objeción de conciencia en un verdadero obstáculo en los servicios de salud”.

Sofía Grinenco (Cardióloga fetal, Htal. Italiano): habló del feto como paciente y de las herramientas que le fue dando la tecnología a través de los años. Hoy pueden medir la frecuencia cardíaca de fetos de 3 mm. Mostró ilustrativas imágenes. Hoy se medica a los fetos con problemas -a través de la madre- y se los puede intervenir. Atiende diariamente a madres de niños en gestación con severas enfermedades y reclamó protección para esos niños enfermos.

Ma. Celeste Alarcón (Médica de la “Red de profesionales por el derecho a decidir” de Rosario):  Elogió la política pública de la secretaria de Salud de Rosario y mencionó que hace abortos con pastillas. Usan misoprostol (3 dosis de 4 comprimidos) y, si hace falta, AMEU. Dijo que los proyectos tienen que contemplar la legalización del aborto en el 2º trimestre.

Ma. Susana Manieri (Médica, Bioeticista): “No se puede inducir a la mujer a pensar que el aborto es seguro”. Describió el “estado calamitoso” de nuestro sistema de salud: la espera de meses para un turno en cirugía, las guardias desbordadas, etc. Marcó diferencias entre la despenalización y la legalización.

Ana Paula Fagioli (Médica de Casa FUSA): Estudié en la UBA, pero del aborto me dieron conocimientos vetustos, el feminismo me brindó las herramientas. “No se puede restringir la autonomía de las mujeres”, no se puede usar la objeción de conciencia o la justicia para “obstaculizar un aborto”.

Hna Teresa (Fundación Misión Esperanza, Córdoba): trabaja con gente humilde, “gente rica herida por la pobreza”. Habló de los que no tienen culpa de ser engendrados y se los condena a muerte”. “Todos sufrimos cuando matan a otro”. “Toda mujer lleva adentro a una madre” dijo, y añadió que ella tomó otro camino, pero vuelca en el apostolado el amor de madre.

Mariana Graziosi (Socióloga italiana): Habló de la experiencia de su país. Contó que en Italia había abortos clandestinos y que antes de la ley “calculaban un millón de abortos y muchas muertes”. Contradiciendo cifras oficiales agregó que a partir de la ley “la cantidad de abortos comenzó a bajar”. Presentó como problema que la gran mayoría de los médicos italianos sean objetores de conciencia.

Bárbara Finn (Geriatra y Magister en Bioética, Htal. Británico): “La ciencia no tiene dudas sobre el inicio de la vida”. Hoy con el ADN identificamos homicidas y asumimos paternidades. “El niño no es parte del cuerpo de la madre” pero “¿el ser humano tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo?”, si nosotros recibimos en la guardia a alguien que intentó suicidarse lo hacemos desistir. Tenemos que intentar “salvar a los dos”. “La muerte nunca puede ser la respuesta”.

Pablo Dalmasso (Enfermero de la “Red de profesionales por el derecho a decidir” de Rosario): el activista LGBT expuso ante los “diputades” y pidió que se hable de “personas con capacidad gestante” para “incluir a la diversidad” (mujeres trans que se autoperciben hombres). Cargó contra los grupos provida y sus “cruzadas”. Dijo que “el síndrome post aborto es un mito”.

Francisco Turri (Obstetra, Htal. Austral): Hizo alrededor de 4.300 partos, tiene una práctica que muestra irrefutablemente el origen de la vida humana. Habló de métodos abortivos y sus complicaciones, en particular los del segundo trimestre. Explicó que las complicaciones se incrementan con la edad gestacional. Mostró un video sobre un aborto en la semana 20 de gestación, que ofuscó a los abortistas presentes.

Leandro Cahn (Fundación Huésped): Habló de la sociedad a la que pertenece. Celebró que pidan “educación sexual algunos que antes se oponían”. Criticó declaraciones del Consorcio de Médicos Católicos sobre las tasas de fallo de los preservativos, y a una “Marcha por la Vida” donde hace años se describió el efecto abortivo de anticonceptivos hormonales